miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ya es navidad...




Seguro que no tengo que venir a recordároslo. Porque habéis visto los anuncios, las calles plagadas de gente y el soniquete de los villancicos allá donde entréis (si es que el tumulto no os hace replegaros a vuestro hogar).

También es época de desear lo mejor a nuestros seres queridos. Hace tiempo el medio habitual eran las postales. Aunque sólo fuera una vez al año todas nos acercábamos a correos con un mazo de cartas a punto de ser distribuidas a lo largo y ancho del planeta. Y quien no lo hacía... raro, raro.


A pesar de que hoy en día lo digital ha tomado la delantera, a mi me sigue haciendo muchísima ilusión recibir una postal por correo ordinario. Saber que alguien se ha molestado en escribir mi nombre, pensar en mi, echarlo en el buzón. Y si encima llega con sorpresa, pues mucho mejor. Laboratorios Cinfa envía sus mejores deseos para 2011 en una postal cuyo papel se convierte en planta si lo introducimos en una maceta con tierra y lo regamos amorosamente. ¿Podrá ser un e-mail alguna vez tan respetuoso con el medio ambiente como esta original alternativa?

Yo sólo espero que dentro de esa postal llegue parte de la buena suerte y energía (celular) positiva que Laboratorios Cinfa ha derrochado durante 2010 con el lanzamiento de su primera marca dermocosmética, Be+. Por si acaso, la voy a plantar :)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada